Cualia.es

«Southland Tales» (2006), de Richard Kelly

La pirata es una de las industrias más florecientes del Perú. Gracias al surtidísimo mercado pirata limeño, con dvds a 75 céntimos de euro (las series a 3 o 4 euros la temporada) y VOSE incluida, el otro día me tragué Southland Tales (2006), la segunda película de Richard Kelly (Donnie Darko), que creo aún anda inédita por España.

La verdad es que la pillé porque su reparto incluye algunos de mis actores favoritos de la historia del cine: The Rock, Seann William Scott, Christopher Lambert, Jon Lovitz, John Larroquette y Curtis Armstrong, referencias insoslayables de todo cinéfilo que se precie.

La peli estaba concebida como un compendio de tres episodios, dentro de una saga–universo cuyos tres anteriores capítulos se habían desarrollado y lanzado como cómics, también escritos por Kelly. La carrera comercial de Southland Tales fue un puto desastre. En Cannes la recibieron bastante mal, cuentan.

A mí la película ni me irritó. Me parece sano que salgan películas así. Hubo partes en las que lloré de risa, otras me pareció que Kelly se pasaba de listo. Pero tampoco me molesta que alguien quiera pasarse de listo. Me parece cojonudo tirar millones de dólares para rodar un minuto de la cara impagablemente inexpresiva de Jon Lovitz. Creo que es una gran inversión artística y casi turística.

Bueno, sí me molestó una cosa, pero ya es una fijación mía: esa manía de los listillos del cine independiente yanqui de creerse los más transgresores, introduciendo referencias sexuales, actrices porno y marranadas mil, pero sin visualizar una sola de ellas, por pura pacatería inconsciente. Tiene que venir un inglés guarro como el de Borat a enseñarles lo que es transgresión de verdad… ¡con una peli mainstream!

Southland Tales va de fábula futurista y me recordó un montón a la serie de TV Wild Palms, aquella de seis capítulos que dirigió gente tan infravalorada como Phil Joanou, Keith Gordon (el Amenábar yanqui) o Kathryn Bigelow.

La peli se puede ver (siempre me ha encantado esta expresión literalmente redundante y nunca he visto que ningún crítico de cine se atreva a utilizarla… por escrito).

Sinopsis

Los Ángeles, 4 de julio 2008. Ante la falta de energía eléctrica y de carburante que ha provocado un ataque nuclear, una empresa alemana dirigida por Fraks descubre y comercializa el karma procedente del océano y que altera la rotación de la tierra. Ante ello, un amnésico actor del cine de mamporros, una antigua reina del cine porno, dos hermanos muy zumbados y un grupúsculo de guerrilleros marxistas deciden enfrentarse a la gran conspiración del racismo, el fascismo político y la policía represora para hacerse los dueños del caos.

Copyright del artículo © Hernán Migoya. Previamente publicado en Comicsario, un blog para la fenecida editorial Glénat España. Reservados todos los derechos.

Hernán Migoya

Hernán Migoya

Hernán Migoya es novelista, guionista de cómics, periodista y director de cine. Posee una de las carreras más originales y corrosivas del panorama artístico español. Ha obtenido el Premio al Mejor Guión del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, y su obra ha sido editada en Estados Unidos, Francia y Alemania. Asimismo, ha colaborado con numerosos medios de la prensa española, como "El Mundo", "Rock de Lux", "Primera Línea", etc. Vive autoexiliado en Perú.
(Avatar © David Campos)