Cualia.es

«Rhiannon» (1975), de Fleetwood Mac

Stevie Nicks escribió este tema clásico junto a quien era entonces su novio, Lindsey Buckingham, cuando aún grababan bajo la denominación Buckingham Nicks y con vistas al lanzamiento de su segundo álbum. Dado que por entonces se unieron a Fleetwood Mac, lo reservaron para grabarlo con ellos.

Rhiannon es el nombre de una figura sobrenatural de la mitología galesa. Aparece en el Mabinogion, un conjunto literario procedente de manuscritos previos, como el Libro Blanco de Rhydderch (c. 1350) y el Libro Rojo de Hergest (1382-1410), y traducido al inglés por Charlotte Guest en el siglo XIX.

Nicks no supo nada de ello hasta bastante después de escribir la canción. Su inspiración proviene, en realidad, de una novela, Triad: A Novel of the Supernatural (1972), de Mary Bartlet Leader. Su protagonista es Branwen Ericsson, una escritora que cree estar poseída por el espíritu de una especie de bruja llamada Rhiannon.

El tema tuvo una gran influencia en la imagen que Nicks se construyó de sí misma, con esos chales y túnicas negras que empezó a llevar por esta época durante sus actuaciones. Le conferían un aspecto místico, que fascinaba a sus fans tanto como la pasión con la que la interpretaba: un esfuerzo que a veces se cobraba su precio y la dejaba incapaz de acometer el siguiente show, hasta el punto de cancelarlo para recobrarse.

Tanta fue la popularidad de la canción –y la fama de Fleetwood Mac– que después de aparecer el álbum homónimo de la banda, donde se incluía este tema, no fueron pocos los padres estadounidenses que, en 1977, pusieron a sus hijas el nombre de Rhiannon, que ocupó aquel año el puesto 418 de entre los más populares para las recién nacidas.

Stevie Nicks le contó a Bill DeMain cómo descubrió la novela de Leader y cómo surgió «Rhiannon»: “Era solo un pequeño y estúpido libro de bolsillo que encontré en algún lugar de la casa de alguien, tirado sobre el sofá. Su título era Triad. Trataba de esta chica que es poseída por un espíritu llamado Rhiannon. Leí el libro, pero estaba tan cautivada con ese nombre que pensé: ‘Tengo que escribir algo sobre esto’. Así que me senté al piano y comencé a componer esta canción sobre una mujer involucrada con los pájaros y la magia. Todavía tengo la cinta de casete de aquella primera grabación. Lindsey entró y le dije: ‘Tenemos que ir a un parque y grabar el sonido de los pájaros cuando alzan el vuelo’. Me miró como si estuviera loca. Entonces le dije: ‘¿No crees que Rhiannon es un nombre maravilloso?’ Y él contestó: ‘Sí, es un nombre maravilloso’ (…) Después de escribir la canción, me enteré de que Rhiannon es la diosa de los caballos, creadora de pájaros. Sus tres pájaros cantaban melodías, y cuando se desencadenaba la la guerra, veías cómo Rhiannon se aproximaba a caballo. Todo eso está en la traducción de los Mabinogion, el libro de la mitología galesa. Cuando Rhiannon venía, te desmayabas. Luego te despertabas y el peligro había desaparecido. Veías entonces a los tres pájaros volar y escuchabas su melodía. Así pues, había una canción de Rhiannon. Yo no tenía idea de nada de esto».

El décimo álbum de la banda, escribe DeMain, «fue lanzado en julio de 1975. Elegida como el segundo sencillo, ‘Rhiannon’ alcanzó el número 11 en los Estados Unidos. (…) Sin embargo, el significado de la canción fue mucho más allá de su puesto en las listas. Rápidamente se convirtió en un escaparate para Nicks y en una piedra angular de la imagen y la mitología de la banda. En el escenario, mientras giraba con sus bufandas de gasa y el cabello rubio le caía bajo un sombrero de copa, Nicks interpretaba ‘Rhiannon’ a lo largo de seis minutos, hasta alcanzar el frenesí en la parte final (‘Dreams relax / Love’s a state of mind’) que Mick Fleetwood definió como un exorcismo» (Classic Rock, 04/09/2015).

Copyright del artículo © Manuel Rodríguez Yagüe. Reservados todos los derechos.

Manuel Rodríguez Yagüe

Manuel Rodríguez Yagüe

Como divulgador, Manuel Rodríguez Yagüe ha seguido una amplia trayectoria en distintas publicaciones digitales, relacionadas con temas tan diversos como los viajes ("De viajes, tesoros y aventuras"), el cómic ("Un universo de viñetas"), la ciencia-ficción ("Un universo de ciencia ficción") y las ciencias y humanidades ("Saber si ocupa lugar"). Colabora en el podcast "Los Retronautas".