Cualia.es

Los cómics de «El Coyote»

El argumento de la serie de novelas que José Mallorquí (1913-1972) dedica al Coyote es muy semejante al protagonizado por otro personaje, el Zorro. Las aventuras del charro enmascarado de Mallorquí se desarrollan durante la segunda mitad del siglo XIX.

Su identidad secreta es la de César de Echagüe, hijo de un hacendado que tiene sus posesiones cerca del pueblo de Nuestra Señora de Los Ángeles, en la California española. El general norteamericano Clarke había conquistado la zona en 1846, hecho que supuso un cambio substancial en la vida de la población hispana, sometida a todo tipo de vejaciones por parte de los invasores. César, tras el antifaz del Coyote, se convirtió en un paladín, y además en un resistente que no aceptaba la nueva situación política del territorio. Con esos elementos, Mallorquí consolidó en su obra una figura que fue más allá del simple estereotipo patriótico y, con una estimable calidad literaria, reflejó asuntos más complejos, superando el encasillamiento político.

La historia del Coyote comenzó cuando al escritor José Mallorquí le sugirió su esposa Leonor una adaptación libre de El signo del Zorro (1940), película de Rouben Mamoulian que le apasionó. Tomando los elementos básicos del Zorro, ambientó su creación en un periodo posterior de la vida californiana, para lo cual se documentó en profundidad. Ediciones Cliper inició la publicación de novelas del Coyote en septiembre de 1943.

Poco a poco, los lectores se familiarizaron con don César de Echagüe y su identidad secreta, conociendo además a su amada Leonor de Acevedo; a Guadalupe, hija de Julián Martínez, el mayordomo de los Echagüe; y al criado mudo y analfabeto Matías Alberes.

Mallorquí usó en principio el seudónimo «Carter Murlford», pero pronto lo abandonó. Desde septiembre de 1944, el personaje tuvo una colección propia que se prolongó hasta otoño de 1953. Los 120 primeros números fueron editados entre 1944 y 1951, y los siguientes, hasta completar 194 novelas, entre 1951 y 1953.

En 1945 Cliper publicó el “Almanaque Coyote Oeste 1946”, que incluía cromos e ilustraciones de Francisco Darnis y Francisco Batet. Se trataba de un premio a la fidelidad de los lectores, que por esas fechas llegaron a agotar ediciones de 60.000 ejemplares.

El buen índice de ventas del mencionado almanaque facilitó la creación de una revista de historietas sobre el héroe enmascarado. El tebeo El Coyote salió a la venta en 1946, llegándose a editar 189 números. Hubo luego una segunda serie a partir de 1954, compuesta de 14 números. Los cómics que incluyó son obra de Francisco Batet, el verdadero padre del Coyote en su versión gráfica, y de otros dibujantes como Darnis, Jesús Blasco, José Ramón Larraz y Enrique Romero Badia. La reedición de esa historieta apareció en 1983, y fue seguida por una nueva versión, dibujada en este caso por Julio Bosch.

En 1954 Mallorquí empezó a realizar guiones de radionovela, y uno de ellos lo dedicó a su personaje. Por las mismas fechas, la compañía cinematográfica Unión Films adquirió los derechos para producir dos películas, El Coyote (1954) y La justicia del Coyote (1954), que el director Joaquín Luis Romero Marchent rodó al mismo tiempo. Las dos se basaban en un guión suyo y de Jesús Franco, y estuvieron protagonizadas por Abel Salazar. Años más tarde, en pleno auge del spaghetti-western, se estrenó la coproducción hispano-italiana El vengador de California (1963), de Mario Caiano, con Fernando Casanova en el papel del Coyote.

Cuando en 1970 falleció la esposa de Mallorquí, éste sufrió una dramática depresión, agravada por la artrosis que padecía. Poco tiempo después, se quitó la vida. No obstante, sus novelas siguieron reeditándose, primero en la editorial Cid, y más adelante en Bruguera, Favencia y Forum.

Ya parecía que el enmascarado era sólo un recuerdo nostálgico, cotizado por los coleccionistas, cuando el productor Enrique Cerezo planteó en 1994 el rodaje de una teleserie de once capítulos sobre el Coyote. El proyecto varió en 1997 para convertirse en una película y dos capítulos para televisión. Con dirección de Mario Camus y protagonizados por José Coronado, se rodaron La vuelta del Coyote (1998), Don César de Echagüe y El tribunal del Coyote, tres nuevas entregas de un personaje fundamental en la cultura popular española.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Texto elaborado a partir e artículos previos del autor, publicados en la revista «Todo Pantallas», en la «Enciclopedia Universal Multimedia» (Micronet) y en los libros «Historia General de la Imagen» (Universidad Europea-CEES, 2000) y «La cultura de la imagen» (Fragua, 2006). Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.