Cualia.es

El piano de Franz Xavier Dusek

Certidumbre, austeridad y transparencia parecen consejos de un gobierno a la banca en tiempos de crisis. Y, sin embargo, son atributos del arte clásico, frente a los excesos bajamente románticos de la desmesura, el caos y la turbulencia que caracterizan a los alocados financieros y a los artistas de la improvisación.

Dusek puede encarnar la doctrina clásica en los albores de la moderna música para piano. No casualmente lo pasan y repasan los estudiantes del teclado desde hace dos largos siglos.

La carrera de Franz Xavier Dusek o Dussek fue sólida, modesta y penumbrosa, ya que permaneció en Praga, donde albergó a Mozart en el dichoso viaje para estrenar Don Giovanni, y no figuró en los programas que consagraban la fama en París, Viena y Londres.

Si bien en su catálogo, que va siendo recuperado con lentitud y sagacidad por las firmas grabadoras, hay influencias identificables como el estilo galante italiano del tardobarroco y la elegancia igualmente posbarroca de la escuela berlinesa –en especial, la herencia de la familia Bach– Dusek añade un primor suyo muy personal: el descubrimiento de la música para teclado concertante, de la cual estas obras son deliciosas muestras.

Hay aquí uno de los primeros exploradores del piano moderno, un hombre de sensata ciencia compositiva, con un aquilatado sentido de las proporciones, que trabaja con lo mínimo y lo más luminoso del material sonoro, equilibrando solista y masa en varios dechados de maestría racional.

Disco recomendado: Frantisek Xaver Dusek (1731-1799): Conciertos para piano y orquesta Karel Kosárek, piano. Orquesta de Cámara de Praga / ETCETERA / Ref.: KTC 1369 (1 CD)

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo se publica en Cualia por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista. Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de "La Opinión" y "La Razón" (Buenos Aires), "Cuadernos Noventa" (Barcelona) y "Vuelta" (México, bajo la dirección de Octavio Paz). Dirigió la revista "Cuadernos Hispanoamericanos" entre 1996 y 2007, y entre otros muchos libros, es autor de "La ciudad del tango; tango histórico y sociedad" (1969), "Genio y figura de Victoria Ocampo" (1986), "Por el camino de Proust" (1988), "Puesto fronterizo" (2003), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)
En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por "Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina". (Fotografía publicada por cortesía de "Scherzo")