Cualia.es

Crítica: «Toy Story 3» (Lee Unkrich, 2010)

Es posible que, hablando de cine, no haya nada en el mundo tan difícil de realizar como una secuela que iguale a sus precedentes. El director Lee Unkrich logra esta hazaña con Toy Story 3, una soberbia y entrañable producción de primorosa factura.

Tras el estreno de Toy Story, Steve Jobs comentó al equipo de Pixar que esa película iba a significar para la compañía lo mismo que Blancanieves y los siete enanitos había supuesto para Walt Disney. No se equivocó el presidente de Apple a la hora de calibrar la importancia de aquel estreno.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces, y la empresa de John Lasseter se ha convertido en una referencia incontestable a la hora de hablar de cine de animación.

Con todo, a estas alturas no parecía fácil emocionar al público que disfrutó con las dos primeras entregas de la serie. Y sin embargo, el caso es que el éxito de Lasseter y su equipo parece completamente predestinado: si el público y la crítica se rindieron ante obras maestras como Wall·E o Up, volverán a hacerlo con Toy Story 3.

La película es divertida, inteligente y conmovedora: tres cualidades que no suelen ir juntas en la agenda de Hollywood, pero que en este caso se combinan con sabiduría y elocuente equilibrio.

Aunque en el aspecto técnico la producción es un portento y todos sus ingredientes están en la temperatura correcta, es el guión de Lasseter, Andrew Stanton, Unkrich y Michael Arndt lo que supone un sello de distinción.

Más allá de las expectativas visuales del 3D, Toy Story 3 funciona como un perfecto mecanismo de relojería, diseñado para seducir a todo tipo de espectadores y repleto de homenajes cinéfilos.

El sensacional reparto de voces vuelve a estar a la altura. Tom Hanks, Tim Allen y Joan Cusack encarnan nuevamente a los protagonistas, y entre los secundarios hallamos a actores de prestigio, como el veterano Ned Beatty, Timothy Dalton y Whoopi Goldberg.

No obstante, los mayores aplausos de la función corresponden a quienes prestan su voz a Ken y Barbie: Michael Keaton y Jodi Benson (la actriz que dio vida a Ariel en La sirenita). Con el punto justo de ironía y un sinnúmero de dobles lecturas, ambos logran hacernos creer que sus sentimientos más íntimos son tan explosivos como la evolución comercial de la franquicia de Mattel.

Sinopsis

Los creadores de Toy Story y Toy Story 2 abren de nuevo el baúl de los juguetes y nos traen de vuelta a la pandilla. Andy se ha hecho mayor y se prepara para marcharse a la universidad, lo que provoca la preocupación de Buzz, Woody y el resto de la banda por su incierto futuro.

Dirigida por Lee Unkrich (co-director de Toy Story 2 y Buscando a NemoToy Story 3 es una divertidísima aventura nueva en 3D que hace aterrizar a nuestros amigos en una guardería llena de críos salvajes que inmediatamente ponen su dedos pringosos en sus “nuevos” juguetes.

Éstos tratan de mantenerse juntos en esta caótica situación asegurándose de que “ningún juguete se queda atrás”.

Mientras, Barbie conoce en persona a Ken (sí, ese Ken). La veterana de Pixar Carla Anderson (CarsMonstruos SA) produce, mientras que Michael Arndt, ganador de un Oscar por Little Miss Sunshine, aporta su talento y sensibilidad para la comedia.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Pixar, Walt Disney Studios Motion Pictures. Cortesía de Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Colaborador de "La Lectura", revista cultural de "El Mundo". Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Álbum Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.