Cualia.es

Crítica: «Sully» (Clint Eastwood, 2016)

¿Cómo se le llama a posar un avión en un río para salvarlo de estrellarse contra un edificio? ¿Aterrizaje de emergencia? ¿Amerizaje de emergencia? Es un río, no tierra ni mar. ¿Como se le llama a eso, entonces? Un buen susto, esa es la expresión más acertada.

La tripulación, pasaje y prácticamente toda la ciudad de Nueva York se llevaron un buen susto el 15 de enero de 2009, cuando un Airbus que despegaba del aeropuerto de LaGuardia impactó con una bandada de aves que inutilizó sus motores. Echando mano de su larga experiencia como piloto y su profundo conocimiento de la aeronave que pilotaba, el capitán Chesley “Sully” Sullenberger tuvo los reflejos y pericia para acuatizar (esa es la palabra, por lo visto) el Airbus en el río Hudson, evitando una catástrofe en pleno Manhattan y salvando la vida de todas y cada una de las personas a bordo.

Un Clint Eastwood de 86 envidiables años vuelve a dar una lección de maestría tras la cámara narrando esta insólita aunque sencillísima historia, algo estirada pese a su poco más de hora y media de duración, pero agradable por diversas razones.

En primer lugar, estaría el estilo sobrio (que no frío) de un Clint Eastwood que acierta en la elección de cada plano, que nunca recurre a la cámara histérica pero consigue que las imágenes sean más realistas e intensas que el “estilo pseudo-documental” que ahora mismo es el estándar audiovisual.

Sully se convierte en la antítesis de United 96 (Paul Greengrass, 2006), tanto en forma como fondo. Si aquella película era un film deprimente, siniestro y trágico, en esta ocasión Eastwood abandona su afición por las historias tenebrosas y se decanta por un optimismo a lo Capra, con un héroe real enfrentado a la fría y molesta burocracia.

Tom Hanks vuelve a retomar el espíritu de aquellos sólidos interpretes clásicos libres de aspavientos (pensemos en Jimmy Stewart o Gregory Peck) como lo hiciera el año pasado en El puente de los espías, dando una lección de sutileza y credibilidad mientras encarna a un tipo íntegro, un profesional de tomo lomo, buena persona y con su puntito rebelde y obstinado; básicamente, el genuino héroe estadounidense.

Junto a The Walk (Robert Zemeckis, 2015), Sully podría formar parte de un movimiento dirigido a acabar con ese cine “post 11-S” que lleva ya quince años oscureciendo y afeando el cine estadounidense. Si en la película de Zemeckis se asociaba a las Torres Gemelas con un hecho real alegre y emocionante, en el film de Eastwood se nos narra un suceso neoyorquino protagonizado por un avión con final más que feliz, al que se añade un mensaje a favor del buen trabajo conjunto, de no perder los nervios, de primar al ser humano por encima de los ordenadores o los engorros burocráticos.

Finalmente, podría ser una película basada en ese “Ya te lo dije, tú hazle caso al abuelo que más sabe por viejo…” que todos conocemos.

Y que suele ser verdad.

Sinopsis

Tom Hanks (El puente de los espíasCapitán PhillipsForrest Gump) en el papel de Capitán Chesley «Sully» Sullenberger, bajo la dirección del ganador del Oscar Clint Eastwood (El FrancotiradorMillion Dollar Baby).

El 15 de enero de 2009, el mundo fue testigo de «El milagro del Hudson» cuando el Capitán «Sully» Sullenberger (Hanks) hizo amerizar su avión averiado sobre las frías aguas del río Hudson, salvando la vida de las 155 personas a bordo. Sin embargo, incluso cuando Sully estaba siendo aclamado por los ciudadanos y los medios por su inusitada proeza que demostraba su destreza como aviador, se despliega una investigación que amenaza con destruir su reputación y su carrera. Sully también está protagonizada por Aaron Eckhart (Objetivo: La Casa BlancaEl caballero oscuro) en el papel de copiloto de Sully, Jeff Skiles, y la nominada al Oscar Laura Linney (La familia SavagesKinsey, la serie de televisión Con C mayúscula) como la mujer de Sully, Lorraine Sullenberger.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Village Roadshow Pictures, Flashlight Films, The Kennedy/Marshall Company, Malpaso Productions, Warner Bros. Pictures. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario" (2018), "El universo de Howard Hawks" (2018), "La diligencia. El libro del 80 aniversario" (2019), "Con la muerte en los talones. El libro del 60 aniversario" (2019) y "Alien. El 8º pasajero. El libro del 40 aniversario" (2019).