Cualia.es

Crítica: «Los otros dos» («The Other Guys», 2010)

Extraña comedia policiaca protagonizada por Will Ferrell y Mark Wahlberg, con el apoyo de un actor tan admirado como poco prolífico en los últimos tiempos: Michael KeatonLos otros dos es una parodia de las buddy-movies, una sátira sobre el mundo de los machos y una crítica de los chanchullos empresariales.

Lo más sencillo sería decir que esta película mezcla demasiadas cosas que no deberían ser metidas en un mismo saco. Pero ese tipo de crítica no se fundamenta en ningún razonamiento realmente sólido, sino que se basa en estándares perezosos: esos que siempre hay que saltarse si uno busca la originalidad.

Algún espectador puede tener problemas respecto a la variedad de temas de la cinta, pero no tanto porque sean incompatibles entre ellos, sino porque mientras algunos resultan surrealistas e hilarantes –la relación del personaje de Will Ferrell con las mujeres, la pareja de súper-polis–, otros no lo son tanto, en especial toda la trama de corrupción que gira en torno del personaje interpretado por el siempre excelente Steve Coogan.

No son pocos los actores con personalidad propia que participan en Los otros dos. A los ya citados hay que añadir al potente Ray Stevenson –Tito Pullo en Roma y el último Punisher cinematográfico–, a la incandescente Eva Mendes, al emergente cómico Rob Riggle o a la pareja de héroes con la que se abre el film, compuesta por Samuel L. Jackson y Dwayne Johnson. En definitiva, intérpretes para todos los gustos que potencian la sensación de encontrarse ante una película-buffet.

Adam McKay, curtido en el programa Saturday Night Live y director oficial de las películas de Will Ferrell, se las arregla para crear una película sobre la obsesión de los hombres por ser los machos dominantes a base de violencia y conquistas sexuales, pero sin recurrir a impactantes imágenes explícitas de ningún tipo.

La acción es lo suficientemente fantasiosa como para que todo los que se muestra sea más propio de los dibujos de Tom y Jerry que de Arma Letal, y la constante presencia del sexo se limita a lo verbal.

Los otros dos, como indica el título, arranca como retrato de esos personajes secundarios que habitan las comisarías de las películas de superdetectives, poco carismáticos compañeros que sólo sirven para reírles las gracias a los protagonistas, o morir en acto de servicio para que el espectador se percate de lo malvado que es el villano de turno.

La presencia de Ferrell obliga en cierto modo a que los «secundarios-protagonistas», en lugar de ser tipos comunes, terminen siendo más caricaturescos y extravagantes que la mayoría de los otros personajes, perdiéndose parte del chiste inicial.

No son pocas las sonrisas, y hasta alguna carcajada, que provoca esta película, pero varias veces van acompañadas de un levantamiento de ceja por parte del espectador.

El desconcierto es una fórmula humorística que empieza a estar en alza –los ejemplos van desde Sacha Baron Cohen a los chicos de La Hora Chanante–, y releva poco a poco en popularidad y creatividad al cada vez más agotado recurso de la incorrección política. Lo cual no está nada mal.

Sinopsis

Los detectives Christopher Danson y P.K. Highsmith (Dwayne Johnson y Samuel L. Jackson) son los polis más malotes y a la vez los más queridos de la ciudad. No llevan tatuajes de nadie, sino que otros llevan tatuajes suyos. En el otro lado de la balanza, están los detectives Allen Gamble (Will Ferrell) y Terry Hoitz (Mark Wahlberg), compañeros de mesa en la comisaría, que siempre están en un auténtico segundo plano. No son los héroes, son ‘los otros dos’.

Pero a todo poli le llega su momento, y pronto Gamble y Hoitz se ven dentro de un caso aparentemente inofensivo que ningún otro detective quiere, pero que podría ser el delito más grande de la historia de la ciudad. Es la oportunidad de sus vidas. Pero, ¿tienen estos tipos lo que hay que tener?

Copyright del texto © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de sinopsis e imágenes (Macall Polay) © 2010 Columbia TriStar Marketing Group, Inc. Cortesía de Sony Pictures Releasing y Home Entertainment de España. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario" (2018), "El universo de Howard Hawks" (2018), "La diligencia. El libro del 80 aniversario" (2019), "Con la muerte en los talones. El libro del 60 aniversario" (2019), "Alien. El 8º pasajero. El libro del 40 aniversario" (2019), "Psicosis. El libro del 60 aniversario" (2020), "Pasión de los fuertes. El libro del 75 aniversario" (2021), "El doctor Frankenstein. El libro del 90 aniversario" (2021), "El Halcón Maltés. El libro del 80 aniversario" (2021) y "El hombre lobo. El libro del 80 aniversario" (2022). En solitario, ha escrito "El cine de ciencia ficción" (2022).