Cualia.es

Crítica: «Iron Man 2» (Jon Favreau, 2010)

Tony Stark ya no es solamente uno de los millonarios más amados del mundo del cómic. El público cinematográfico también adora al personaje, algo de lo que es muy responsable el actor que lo intterpreta, el carismático Robert Downey Jr, quien vuelve en esta secuela bien acompañado por un acertado elenco.

Todos los elementos que convirtieron a Iron Man (una película Marvel en principio más modesta que otras apuestas como las sagas Spiderman o X-Men,) en uno de los films de superhéroes mejor recibidos por los siempre implacables aficionados al noveno arte, están presentes en esta agradable secuela, que vuelve a fundar su espectacularidad no en los efectos especiales, sino en el poderío interpretativo de Robert Downey Jr, un tipo que es un soberbio actor y también un showman, sin que se note la diferencia entre ambas categorías.

Tony Stark / Iron Man ha sido un papel clave para la resurrección de este intérprete después de una época en la que sus malos hábitos personales afectaron a su vida profesional. Este resurgimiento del actor como estrella inimitable se desarrolló mediante una serie de películas de culto como El Detective Cantante Kiss Kiss Bang Bang y cintas de prestigio como Zodiac o Buenas Noches y Buena Suerte, con papeles que, en más de una ocasión, aprovechaban la imagen del actor como juerguista autodestructivo pero superviviente.

El millonario Tony Stark, inteligente, pícaro y de moral tambaleante es un personaje al que Downey saca todo el jugo, haciendo que el propio Iron Man sea un elemento más en la vida del personaje, y no lo único que interese en estas películas.

El director y actor (aquí interpreta al fiel chófer Happy) Jon Favreau es consciente de que el éxito de la primera entrega, también dirigida por él, se debió más al reparto y la historia que a los planos del superhéroe volando, y por ello se arriesga (quizá demasiado) y no incluye más acción en esta secuela que en la anterior entrega, algo que suele ser una ley obligatoria en toda segunda parte de este tipo de películas.

Las escenas de lucha y persecución se concentran casi exclusivamente en el tercer acto, excluyendo un par de luchas previas, una de ellas en pleno Mónaco, la más espectacular de toda la película.

Favreau suma actores carismáticos al reparto, y ahora Robert Downey Jr es flanqueado por otros robaplanos como él: Mickey Rourke (también renacido tras una vida de excesos, algo que le ha dejado una imagen que él sabe explotar) y Sam Rockwell, más chulo que ocho y perfecto en la recreación del clásico villano Justin Hammer, mucho más joven en la película, pero acertado en su retrato de empresario afectado de una obsesiva envidia respecto a Tony Stark. A Gwyneth Paltrow, cuyas riñas con Robert Downey Jr son lo mejor de la película (ecos del cine de Howard Hawks y de la serie Luz de Luna) gana en encanto a la nueva incorporación femenina, Scarlett Johansson en el papel de Viuda Negra, si bien esa es la idea.

Tanto el público como Tony Stark se enamoran de Pepper Potts, pero sus bajos instintos son propiedad de una Scarlett que nunca ha estado tan sexy como en este papel secundario.

¿Y qué decir de Samuel L. Jackson como Nick Furia? A algunos no les convencerá un Furia negro y algo funky, pero no se pude ser más cool que Sam Jackson con parche y chaqueta de cuero hablando con su particular deje.

El guión convencerá posiblemente más a los marvelitas de pro, que verán miles de referencias a diversas sagas de IronmanLos Vengadores S.H.I.E.L.D., con cierto hincapié en El Demonio en la Botella, donde el millonario vivía un momento poco brillante y muy alcohólico, algo de lo que intentaban sacar tajada sus enemigos.

Los espectadores no familiarizados con el cómic original quizá tendrán la sensación de que gran parte de la película es una larga espera del enfrentamiento final construida a base de escenas de diálogo muy bien hechas, aunque algo reiterativas.

El anterior film alternaba con más dinamismo acción y charla, pero aun así no hay tanta diferencia entre ambas películas, con lo cual los que disfrutaron con Iron Man también pasarán un rato agradable con esta nueva entrega, que también funciona como anuncio de la futura superproducción Los Vengadores.

Sinopsis

En Iron Man 2, todo el mundo sabe que el multimillonario inventor Tony Stark (Robert Downey Jr) es Iron Man, el superhéroe de la armadura. Presionado por el gobierno, la prensa y la opinión pública para que comparta su tecnología con el ejército, Tony es reacio a desvelar los secretos de la armadura de Iron Man porque teme que esa información acabe en manos indeseadas. Con Pepper Pots (Gwyneth Paltrow) y James “Rhodey” Rhodes (Don Cheadle) a su lado, Tony forja nuevas alianzas y se enfrenta a nuevas y poderosas fuerzas.

Copyright del artículo © Vicente Díaz, Cualia. Reservados todos los derechos.

Copyright de la sinopsis e imágenes © 2009 Marvel, MVLFFLLC. Foto de Merrick Morton. Cortesía de Paramount Pictures Spain. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario" (2018), "El universo de Howard Hawks" (2018), "La diligencia. El libro del 80 aniversario" (2019), "Con la muerte en los talones. El libro del 60 aniversario" (2019) y "Alien. El 8º pasajero. El libro del 40 aniversario" (2019).