Cualia.es

Seis víctimas del Holocausto

En 2006 Daniel Mendelsohn, neoyorquino de segunda generación, publicó Los hundidos (The Lost: A Search for Six of Six Million),, mezcla de investigación histórica, memorias y libro de viajes donde cuenta la historia de su tío abuelo Shmiel, víctima del Holocausto, junto a su esposa, Ester, y sus cuatro hijas.

La familia materna de Daniel, los Jäger, abandonó su Bolechow natal, en el suroeste de Ucrania, a comienzos del siglo XX, con destino a los Estados Unidos. Todos se asentaron en Nueva York, a excepción de Shmiel, quien, tras un año de estancia neoyorquina, decidió regresar a su tierra, porque no se adaptaba a la gran ciudad, prefería vivir en su shtetl de origen:

“Una familia (los Jäger) que durante siglos había tenido una carnicería y después un negocio de transporte de carne en Bolechow, una agradable población, un pequeño pueblo bullicioso, un shtetl, un lugar famoso por su madera y su carne y los artículos de cuero que sus comerciantes enviaban a toda Europa, un lugar donde la gente podía vivir, un precioso paraje cerca de las montañas”.

Aquella ciudad, Bolechow, tuvo durante siglos una importante comunidad judía, en el contexto histórico de la llamada Zona de Asentamiento, la región fronteriza occidental del Imperio Ruso, establecida en 1791 por Catalina la Grande como lugar de residencia de todos los judíos expulsados de Rusia por no querer convertirse a la ortodoxia. La Zona de Asentamiento, formada por lo que hoy en día es Polonia, Lituania, Bielorrusia, Moldavia y Ucrania, se mantuvo hasta 1917, cuando fue abolida por decreto del Gobierno Provisional Ruso.

Tras la invasión nazi de Polonia y su avance hacia Moscú, la mitad de los judíos que vivían en Bolechow fueron asesinados en ejecuciones masivas tras ser obligados a realizar trabajos forzados. La otra mitad fueron enviados a Bełżec, segundo campo de exterminio nazi en comenzar a funcionar, donde fueron asesinados medio millón de judíos, entre marzo y diciembre de 1942. De todas las personas que fueron allí, sólo sobrevivieron dos, de ahí que apenas se conserve información sobre el lugar…

Se estima que, de los 3.000 judíos que vivían en Bolechow en 1940, sólo sobrevivieron 48. Ninguno de ellos fueron los familiares de Daniel Mendelsohn.

En la imagen, una de las fotografías conservadas en el United States Holocaust Memorial Museum (Washington, DC). Fue donada por Shlomo Adler, uno de ese apenas medio centenar de supervivientes. En la fotografía aparece un grupo de jóvenes encerrados en el ghetto de Bolechow. Entre ellos, la hermana de Shlomo, Musia (primera de pie, a la derecha), ejecutada con apenas diecinueve años. Shlomo tenía trece años cuando vio por última vez a sus padres, Abraham y Sara, comerciantes de cueros, propietarios de una fábrica de piel incautada en septiembre de 1939 por los soviets. En junio de 1941, las tropas nazis toman Bolechow y acusan a Abraham de colaboracionista soviético. Exigen un soborno a su esposa para liberarlo. Cuando Sara consigue reunir el dinero, es acusada de querer sobornar a los nazis. Toda una miserable triquiñuela para acabar con ambos, no sin antes hacerse con la mayor cantidad de sus bienes. El pequeño Shlomo será escondido por una familia durante catorce meses; huirá a Polonia, donde será acusado de colaborar con los nazis… él, que había visto morir a toda su familia a manos de semejantes verdugos… tras conseguir escapar y llegar a Francia, será apresado por los ingleses, que lo encerrarán en un campo de concentración en Chipre de donde, con diecisiete años, consigue escapar y llegar a Palestina.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.
Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran "El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II" (1998), "Los amantes del arte sagrado" (2000), "Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias" (2002), "Alquimia, el gran secreto" (2002), "Las plantas mágicas" (2002), "Magos y Reyes" (2004), "Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado" (2005), "Los libros malditos" (2005), "Inferno. Historia de una biblioteca maldita" (2007), "Historia de las hierbas mágicas y medicinales" (2008) y "Evas alquímicas" (2017).