Cualia.es

Cuando era niño

Cuando era niño, no me gustaban los dibujos animados ni Star Wars.

A mí lo que me gustaba era tratar de comprender por qué en la guerra enrolaban a niños alemanes para que mueran uno por uno en El puente (recuerdo el madrugón que me pegué sólo para volverla a ver en la tele); o disfrutar mirando un talento como Vincent Price asesinando creativamente a todos los críticos de su carrera shakespeariana en Matar o no matar, éste es el problema; o a un tipo civilizado como Dustin Hoffman cargándose a los patanes que violaron a su mujer y defendiendo a un niño-monstruo incapaz de medir sus acciones en Perros de paja; o a la inalcanzable chica del cantante de Whitesnake paseando en cueros encuerados en Gwendoline; o a un aterido Jean-Paul Belmondo escribiendo una novela pulp mientras se sueña superhombre para ligar con su vecinita en Cómo destruir al más famoso agente secreto del mundo; o a Richard Harris escupiendo sangre en el rugby y mirando con odio de clase a la ricachona propietaria de su equipo (y de él) que se lo quiere follar por capricho en El ingenuo salvaje

¡Qué divertido era ser un niño freak, ¿a que sí?!

Copyright del artículo © Hernán Migoya. Reservados todos los derechos.

Hernán Migoya

Hernán Migoya

Hernán Migoya es novelista, guionista de cómics, periodista y director de cine. Posee una de las carreras más originales y corrosivas del panorama artístico español. Ha obtenido el Premio al Mejor Guión del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, y su obra ha sido editada en Estados Unidos, Francia y Alemania. Asimismo, ha colaborado con numerosos medios de la prensa española, como "El Mundo", "Rock de Lux", "Primera Línea", etc. Vive autoexiliado en Perú.
(Avatar © David Campos)