Cualia.es

«Y vimos cambiar las estaciones. Cómo afrontar el cambio climático en seis escenas», de Evelyn Fox Keller y Philip Kitcher

La vasta y diversa literatura sobre el cambio climático antropogénico incluye todo tipo de ejemplos: desde análisis científicos hasta panfletos políticos, desde obras de rigor contrastado a textos sensacionalistas. ¿Y qué decir del periodismo? Lo cierto es que la prensa, contagiada por la ligereza y la rotundidad de las redes sociales, suele optar por un tono apocalíptico e irresponsable, muy útil para generar audiencia.

En realidad, el cambio climático requiere aproximaciones prudentes, sistemáticas y equilibradas, alejadas de esa politización que convierte cualquier debate en un enfrentamiento agrio y polarizado.

El biogeógrafo Miguel Bastos Araújo, uno de los líderes mundiales en el estudio de este fenómeno, advertía en esta misma revista que «los titulares catastrofistas sobre el declive de la biodiversidad y sobre el cambio climático generan emociones de forma inmediata. Pero a la larga, si abusas de ellos, te inmunizas, y acabas aceptando el desastre como algo normal. La vida sigue, y entonces ese tipo de información deja de afectarte. Supongo que, en la narrativa del periodismo más sensacionalista, una buena historia siempre incluye un cierto grado de ficción. Pero eso es algo muy negativo cuando se habla de un tema tan serio como este».

A la hora de hablar de posibles medidas que nos permitan afrontar el cambio climático de forma coherente, la buena divulgación científica es imprescindible. Por desgracia, no hay recetas fáciles. Desde que entró en la agenda política, este tema se ha convertido en un factor de división. Siguiendo una costumbre propia de la era de Twitter, dos facciones, convencidas de acaparar la verdad, se enfrentan en la arena pública, esgrimiendo dos opciones contrapuestas: 1) que el cambio climático se debe en su totalidad a la acción humana (lo cual es falso) y 2) que el cambio climático nada tiene que ver con nosotros (más falso aún).

La tercera vía ‒propia de los científicos que se ven marginados por los polemistas, por la cultura pop y por el mal periodismo‒ irá abriéndose paso, pero para ello, aún faltan muchas lecturas, informes cada vez más precisos e iniciativas transversales, que no incendien la querella populista (Esto último, dicho de paso, es algo utópico, y al escribirlo soy consciente de ello).

En ese sentido, me parece muy útil este libro, escrito en forma de diálogos socráticos. A lo largo de sus páginas, doce personajes ‒convencidos y escépticos‒ intercambian argumentos sobre el cambio climático, sus evidencias y sus contraluces, y el lector, capítulo a capítulo, va tomando postura sin verse empujado a ello. Obviamente, los autores no esconden su posicionamiento ideológico ‒muy obvio en algunos tramos‒, pero lo hacen de forma inteligente, manejando los datos científicos con sensatez. A medio camino entre la ficción teatral y el ensayo, Y vimos cambiar las estaciones propone una fórmula narrativa idónea para el fin que persigue.

Por su tono, se trata de una obra especialmente útil para la audiencia joven, aunque cualquier amante del debate racional puede disfrutar de ella, sumándose imaginariamente a la discusión. Al fin y al cabo, hablamos de un problema complejo, poliédrico y urgente, que no solucionarán ni los negacionistas recalcitrantes ni los influencers más emotivos e ideologizados.

Sinopsis

A medida que el hielo se derrite y los niveles del mar aumentan, amenazando la existencia humana tal y como la conocemos, el cambio climático se ha convertido en uno de los temas más urgentes y controvertidos de nuestro tiempo. Philip Kitcher y Evelyn Fox Keller, dos de los científicos más renombrados de la actualidad, podrían haber escrito un libro «convencional» sobre esta cuestión, lleno de cifras, buenos argumentos y mejores intenciones. Pero se dieron cuenta de algo: a pesar de que el cambio climático va a transformar radicalmente nuestra existencia, la de nuestros hijos y la del resto de los seres vivos del planeta, la  mayoría de la ciudadanía se siente incapaz de comprender el alcance de la situación y de actuar en consecuencia. ¿Por qué? Porque no sabemos hablar de cambio climático. Entonces pensaron en escribir un libro que pudiera fomentar un debate democrático bien documentado y accesible a todos. ¿Pero cómo? Se les ocurrió presentar la realidad del calentamiento global en el contexto de seis escenas o conversaciones cotidianas. Así, inventaron doce personajes (sí, en efecto, un científico puede desdoblarse en escritor y crear personajes interesantes, verosímiles, ricos y complejos, con orígenes, biografías, ideas y posiciones socioeconómicas muy distintas) que hablan, argumentan, discuten y se enfrentan al monopolio de la conversación por parte de las instancias financieras, políticas y mediáticas. A veces un personaje convence a otro, a veces agranda sus dudas o le abre un punto de vista. Y en los apéndices finales, el lector encontrará todas las referencias, datos y explicaciones que el rigor científico exige. El resultado es un libro decisivo: una forma radicalmente distinta de hacer ciencia para enfrentar el problema más radical de la historia humana; un experimento literario brillante sobre nuestra acuciante necesidad de crear historias que nos sirvan de modelo y contrarresten el omnipresente paradigma apocalíptico; un manifiesto político, a medio camino entre la contundencia de Naomi Klein y la exigencia de Rachel Carson, con el que encarar la transición hacia un mundo ecológicamente sostenible.

Evelyn Fox Keller nació en Nueva York en 1936. Física de formación, se doctoró en la Universidad de Harvard en 1963 y durante décadas ha sido profesora  titular en la Universidad de Nueva York y la Universidad de California en Berkeley. En la actualidad es profesora emérita de Historia y Filosofía de la Ciencia en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Sus trabajos se han centrado en dos áreas de la biología evolutiva: la genética de poblaciones y la ecología matemática, y una de sus preocupaciones fundamentales ha sido demostrar desde un punto de vista científico cómo el proceso de selección que tiene lugar en el contexto mismo de la ciencia limita lo que llegamos a conocer. Es autora de una decena de libros sobre Historia y Filosofía de la Biología Moderna, así como de varios estudios sobre ciencia, tecnología y género. Además, es una de intelectuales feministas más reconocidas de Estados Unidos. Entre sus principales obras podemos destacar Making Sense of Life: Explaining Biological Development with Models, Metaphors and Machines, Harvard University Press (2002); El siglo del gen: cien años de pensamiento genético, Península (2002); Keywords in Evolutionary Biology, Harvard University Press (1998) o Reflections on Gender and Science, Yale University Press (1985).

Philip Kitcher nació en Londres en 1947. Es uno de los filósofos de la ciencia más influyentes de las últimas décadas. Reconocido por sus aportaciones al campo de la Bioética y la Sociobiología, sus trabajos intentan enlazar las preguntas que suscita la Filosofía de la Biología con los problemas propios de la Teoría del Conocimiento y la Ética. También se ha interesado por la relación entre filosofía y literatura, por ejemplo, en la obra de autores como James Joyce y Thomas Mann, o por el aparente conflicto entre ciencia y religión. Ha sido profesor titular en la Universidad de California en Berkeley, la Universidad de San Diego y la Universidad de Minesota, desde 1998 es catedrático de la Universidad de Columbia y en 2013 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad Erasmus de Róterdam. Entre sus últimos libros cabe destacar Life After Faith: The Case for Secular Humanism, Yale University Press (2014); Deaths in Venice: The Cases of Gustav von Aschenbach, Columbia University Press (2013); Philosophy of Science: A New Introduction, Oxford University Press (2013); Preludes to Pragmatism: Toward a Reconstruction of Philosophy, Oxford University Press (2012); The Ethical Project, Harvard University Press (2011); Science in a Democratic Society, Prometheus Books (2011); In Mendel’s Mirror: Philosophical Reflections on Biology, Oxford University Press (2003) o Science, Truth, and Democracy, Oxford University Press (2001).

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Errata Naturae. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.