Cualia.es

«Vengadores: Año Uno» (2004-2005), de Joe Casey y Scott Kolins

En 2004, el guionista Joe Casey y el dibujante Scott Kolins pusieron el cuentakilómetros a cero para narrar los orígenes y primeras hazañas de los Vengadores. Espectacular y bien equilibrado, el cómic resultante (Avengers: Earth’s Mightiest Heroes, vol. 1, nº 1-8, noviembre de 2004-febrero de 2005) tiene una calidad equiparable a la de otro tebeo escrito por Casey con la misma filosofía, La Patrulla X: Hijos del átomo.

Ahora que gracias a la película de Joss Whedon  y sus continuaciones muchos lectores comprenden cuál fue la magia que hizo de los Vengadores uno de los equipos más duraderos del Universo Marvel, es bueno leer relatos como Vengadores: Año Uno (Avengers Earth´s Mightiest Heroes). Sobre todo porque, en la continuidad Marvel, los mejores tiempos del grupo ya pasaron, y el optimismo y la épica de los inicios fueron cediendo espacio a sentimientos mucho más oscuros y conflictivos.

Casey se enfrenta a un legado que comienza con The Avengers #1 (septiembre de 1963) y concluye –es un decir– con el crossover Avengers Disassembled (agosto de 2004 – enero de 2005). En otras palabras, reinterpreta la maravillosa idea inicial de Stan Lee y Jack Kirby y nos cuenta cómo unos tipos tan diferentes pudieron unirse bajo un mismo ideal.

Casi sobra añadir que el relato de Casey justifica el compañerismo y la cohesión del supergrupo antes de Civil War, y por supuesto, antes de que Brian Michael Bendis, con mucho talento, se dedicase a introducir a los héroes en una tormenta perfecta (¿o debería decir una máquina de picar carne?).

Ayudado por ese competente ilustrador que es Scott Kolins, el guionista refleja la dinámica política que condujo a la consolidación del grupo. Asimismo, resume la posterior evolución de los personajes –pienso especialmente en Hulk y en Iron Man– de forma que uno puede leer Vengadores: Año Uno como una versión abreviada y corregida del primer tramo de su fascinante aventura.

No hubiera sido buena idea que el relanzamiento tuviera ese barniz oscuro que suele aplicarse en estos casos. Por ello es tan gratificante que el relato se impulse con épica y buen ánimo, y que añada episodios nuevos para explicar acontecimientos ya conocidos.

En todo caso, éste no es sólo un ejercicio nostálgico. Al glosar su vida y milagros, Casey añade profundidad a los personajes, y sabe equilibrar sus emociones con madurez y, dentro de lo que cabe en estos casos, también con cierto realismo.

Los fans de toda la vida reconocerán las muchas alusiones y guiños que salpican el relato. Los recién llegados quizá no alcancen ese nivel de lectura, pero no se sentirán incómodos ante una historia con vocación de resumen y balance de lo que significaron los Héroes Más Poderosos de la Tierra en los años sesenta.

Reunidos en un solo volumen, los ocho números de esta maxiserie consiguen que el pasado y el presente se reencuentren.

Después de leer Vengadores: Año Uno, ya no hará falta que nos preguntemos: ¿de qué me suena esa historia?

Sinopsis

¡Así empezó todo! Un vistazo al amanecer del Universo Marvel, cuando cinco héroes se unieron para luchar contra los enemigos a los que ningún justiciero en solitario pudiera hacer frente. Pero… ¿Cómo reaccionará la gente al nacimiento de los Héroes Más Poderosos de la Tierra? ¿Y cómo lo hará el gobierno de Estados Unidos?

Una obra moderna con sabor a clásico que no sólo se acerca al nacimiento de una leyenda: también descubre secretos nunca antes desvelados sobre el origen de los Vengadores.

Ficha editorial

Vengadores: Año Uno

Contiene Avengers: Earth’s Mightiest Heroes 1-8 USA

Guión: Joe Casey

Dibujo: Scott Kolins

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Marvel Comics. Cortesía de Panini Comics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.