Cualia.es

Luisa Fernanda (la infanta, no la zarzuela)

El 30 de enero de 1832 nacía en el Palacio Real la infanta Luisa Fernanda, hija de Fernando VII y Maria Cristina de Borbón. La infanta vivió sus primeros años en el mencionado palacio con su hermana Isabel II y su madre, rodeadas de intrigas y de los problemas derivados de la Primera Guerra Carlista.

La formación académica de ambas niñas fue absolutamente pésima. Su madre, poco después de enviudar, se casó en secreto con Fernando Muñoz, hilando un embarazo tras otro para escándalo de propios y extraños, que desconocían los lazos matrimoniales que unían a los tortolitos (“Clamaban los liberales que la reina no paría, y ha parido más Muñoces que liberales había”).

En 1840, en un clima de gran turbación política y rodeada de escándalos por los turbios negocios en que los “Los Muñoces” estaban metidos, María Cristina renuncia a la regencia que es asumida por el general Espartero, y pone rumbo a Francia, acompañada de Luisa Fernanda.

Pero hay que casar a las niñas. De todos los candidatos se elige a Francisco de Asís para Isabel y a Antonio de Orleans (hijo del rey francés Luis Felipe de Orleans) para Luisa Fernanda. Las dobles bodas se celebran en octubre de 1846 (Luisa Fernanda tenía catorce años). A la ardiente Isabel le había tocado en suerte su melifluo y cretino primo a quien todos los miembros de la familia llamaban “Paquita”. En cambio, a la tímida Luisa Fernanda le había tocado la lotería y el sueldo de Nescafé para toda la vida con su varonil y apuesto Antonio, lo que sin duda, provocaría un sentimiento de envidia en Isabel II.

Mientras la desdichada Isabel se beneficiaba a todo el que se le ponía por delante y los madrileños dedicaban hirientes coplillas a “Paquita” (“Paco Natillas es de pasta flora y se mea en cuclillas como las señoras) (el pobre orinaba sentado porque sufría hipospadias) los Orleans vivían tranquilamente en Francia. Pero tras la revolución de 1848 en la que Luis Felipe es derrocado, la parejita se instala en España.

Lo primero que hace el gobierno, que recelaba del intrigante Montpensier, es invitar amablemente a los cuñadísimos a alejarse lo más posible de Madrid, instalándose por ello en el Palacio de San Telmo de Sevilla, edificio que Luisa Fernanda compra gracias al parné que Fernando VII le había dejado en herencia. Allí se formará una corte paralela, y allí nacerán sus once hijos (de los cuales cuatro fallecerían siendo niños).

Cuando nace la infanta Isabel (“La Chata”) en 1851, Luisa Fernanda deja de ser la heredera al trono de su hermana y es entonces cuando su marido Antonio comienza a intrigar con vistas, habida cuenta de la inestabilidad política y los múltiples amoríos de su cuñada, a hacerse con el trono español.

Las relaciones entre Isabel II y su hermana Luisa Fernanda son cada vez más tensas, hasta que en 1866 ambas se entrevistan y lo hablado supone un distanciamiento irreversible. En mayo de 1868 los Montpensier son invitados a abandonar España. Isabel II les seguiría poco después tras el triunfo de la Revolución Gloriosa.

Antonio ve en la situación política una oportunidad y la pareja regresa a España, pero la proclamación de Amadeo de Saboya y sobre todo, el hecho de que mate en duelo a Enrique de Borbón (hermano de Francisco de Asís) anula cualquier remota posibilidad de hacerse con la preciada corona. No obstante, jugará muy bien su última baza logrando que su hija María de las Mercedes se case con su primo Alfonso XII.

La muerte de María de las Mercedes y poco después de la hermana de esta, María Cristina, y el posterior fallecimiento de Antonio de Orleans, sumirán a Luisa Fernanda en una profunda depresión encubierta por una extrema religiosidad.

La infanta murió el 2 de febrero de 1897. En su testamento dejó el Parque de San Telmo (Parque de María Luisa) a la ciudad de Sevilla y el Palacio a la Iglesia para que se habilitara como seminario. Sus restos descansan en el Panteón de Infantes del Monasterio del Escorial.

Copyright del artículo © María Ortigosa. Reservados todos los derechos.

María Ortigosa

María Ortigosa

Historiadora y profesora de español como lengua extranjera.