Cualia.es

«La leona» (2016), de Vibeke Idsøe

La primera vez que supe que somos monstruos fue leyendo a los quince años Soy leyenda de Richard Matheson. La última, leyendo Facebook.

Me gustan los monstruos, los inadaptados. Pero si algo he aprendido en la vida es esto: no hay peor monstruo que el colectivo. Esa masa monstruosa que afirma llamarse «personas normales».

Løvekvinnen (La leona, 2016) es un filme noruego en torno a Eva, una chica afectada con hipertricosis lanuginosa congénita: en términos coloquiales, una mujer-lobo. El drama realista es el único género que no suelo ver (por eso casi nunca estoy familiarizado con largometrajes nominados a Oscar), así que sólo puedo decir que aunque tonalmente la película responde a parámetros que yo tildaría de convencionales, tanto el tratamiento como la caracterización de su protagonista me parecieron fascinantes y muy emotivos.

Es una historia bonita, en el sentido digno de la palabra, y la alianza de Eva frente al mundo con su noble nodriza, y con un padre agrio y viudo que al principio también la rechaza, me resulta muy convincente y lo bastante honda para permitirnos chapotear gratamente en la ilusión de recuperar un poco de fe en el ser humano. Tampoco falta el circo de freaks y científicos dementes para fans de la tradición y bichos raros como yo.

La recomiendo, sobre todo a esas personas que todavía no saben que cuando señalas a un monstruo, tu dedo está curvo por muy recto que uno lo vea.

Y ese dedo señala hacia ti.

Copyright del artículo © Hernán Migoya. Reservados todos los derechos.

Hernán Migoya

Hernán Migoya

Hernán Migoya es novelista, guionista de cómics, periodista y director de cine. Posee una de las carreras más originales y corrosivas del panorama artístico español. Ha obtenido el Premio al Mejor Guión del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, y su obra ha sido editada en Estados Unidos, Francia y Alemania. Asimismo, ha colaborado con numerosos medios de la prensa española, como "El Mundo", "Rock de Lux", "Primera Línea", etc. Vive autoexiliado en Perú.
(Avatar © David Campos)