Cualia.es

“La extraña que hay en ti» («The Brave One», 2007), de Neil Jordan

Soy fan irredento de Neil Jordan desde que vi Mona Lisa en su estreno en 1986, así que esta peli ya me tenía ganado de entrada (incluso con todo el odio que siento habitualmente por Jodie Foster). Jordan tiene muy buenas películas (En compañía de lobos, Mona Lisa, The Miracle, The Crying Game, Entrevista con el vampiro, Michael Collins, The Butcher Boy), las tiene regulares (The End of the Affair, El buen ladrón) y las tiene malas (No somos ángeles, In Dreams), pero siempre tiene algo en ellas. Una manera de dirigir, ese vuelo de su cámara, que me hipnotiza; y un concepto clásico de rodar que me proporciona gratos momentos como espectador.

Por fin he visto La extraña que hay en ti (que, aunque sigue siendo un título más apropiado que el original The Brave One, podía haberse mejorado como La extraña en mí: o quizás no querían incluir un título con primera persona femenina, uno se puede esperar ya cualquier cosa en estos mecanismos de márketing). La peli no me ha entusiasmado, pero sí es bastante interesante.

El guión, como casi todos los guiones estadounidenses de último cuño, especialmente cuando se trata de un drama, contiene parlamentos insufribles y subrayados absurdos (esa escena improcedente de Jodie intentando entregarse en la comisaría), pero también hay un intento honesto por ir más allá del tópico y el morbo cristiano ferrariano. Jordan no se arredra a la hora de filmar la violencia y construye momentos absolutamente espectaculares desde la perspectiva de su aliento poético (la especialidad de la casa): véase el paralelismo que establece entre el ingreso en el hospital de una destrozada Foster y cómo ésta lo reinterpreta en su inconsciencia como un encuentro sexual con su novio. Canela fina.

Y sí, la película entronca muy directamente con El justiciero de la ciudad, la terrorífica epopeya de Charles Bronson dirigida por Michael Winner.

Aparte de esto, reconozco que la Foster lo hace muy bien, el pulcrito de Terrence Howard también (parece un poli de los años 60, directamente sacado de Brigada Homicida), y al final no hay una obsesión especial por redimir a los protagonistas ni, albricias, un intento de moralizar. Jordan se decanta por el lado trágico de la posición de su heroína, sin sancionarla ni hacer sermones (bueno, no más de los habituales en el cine USA: digamos que su mirada es más limpia y menos discursiva que la del guión). Mola.

Sinopsis

Una locutora de radio de Nueva York, Erica Bain (Jodie Foster), está encantada con su vida y adora a su novio. Pero lo pierde todo cuando en un ataque brutal ella queda malherida y su novio muere. Erica no puede superar la tragedia y comienza a merodear las calles de la ciudad en busca de los hombres que les atacaron. Su manera de buscar justicia llama la atención del público, y la ciudad queda fascinada por sus proezas anónimas. Cuando la policía de Nueva York comienza a buscar al autor de esos actos, y un obstinado detective (Terrence Howard) está tras sus pasos, Erica debe decidir si su búsqueda de venganza es el camino correcto o si ella se está convirtiendo en lo mismo que quiere combatir.

Jodie Foster, protagonista y productora ejecutiva de La extraña que hay en ti comenta: “Creo que todos pensamos que hay líneas que nunca cruzaríamos y tipos de personas que nunca seríamos. Sin embargo, no sabes en quien te puedes convertir en determinadas circunstancias. Intelectualmente, puedes suponer cómo actuarías desde el punto de vista ético, sin embargo, hasta que no te encuentras ante una situación que te reta, que te hace cambiar, no puedes saber en quien eres capaz de convertirte”.

Neil Jordan, director, está de acuerdo con Jodie. “La extraña que hay en ti plantea algunas cuestiones morales inquietantes. Creo que cuando hemos sido agraviados, a una parte de nosotros le gustaría reaccionar con cierta brutalidad primitiva para reparar el daño inmediatamente. Sin embargo, no lo hacemos porque la civilización nos enseña a no hacerlo. Por lo tanto, el espectáculo de ver a alguien rebajándose a hacer algo moralmente cuestionable es, a la vez, horrendo y fascinante”. Cuando los productores, Joel Silver y Susan Downey, recibieron por primera vez el guión de La extraña que hay en ti, tenía todas las características de una película de acción, con una diferencia importante: el justiciero era una mujer.

Silver comenta: “Cuando leímos el guión, nos gustó porque se trataba de una película de dura acción, pero tenía algo más. Era emocionante e intrigante y a la vez tenía una historia emotiva y oscura acerca de una mujer que sufre una terrible tragedia. Atacan y golpean a Erica Bain y matan a su prometido. Físicamente se recupera, pero su vida cambia completamente. Tiene que sobreponerse para encontrar una solución y lo hace…pero el cómo lo hace es lo que nos hizo pensar que esta historia era diferente. Para poder sobrevivir, debe armarse de valor para hacer frente al miedo y recuperar su vida como pueda. Esto es lo que convierte a Erica en La extraña que hay en ti”.

Copyright de imágenes y sinopsis © Warner Bros. Pictures, Village Roadshow Pictures, Silver Pictures. Reservados todos los derechos.

Copyright del artículo © Hernán Migoya. Previamente publicado en Comicsario, un blog para la fenecida editorial Glénat España. Reservados todos los derechos.

Hernán Migoya

Hernán Migoya

Hernán Migoya es novelista, guionista de cómics, periodista y director de cine. Posee una de las carreras más originales y corrosivas del panorama artístico español. Ha obtenido el Premio al Mejor Guión del Salón Internacional del Cómic de Barcelona, y su obra ha sido editada en Estados Unidos, Francia y Alemania. Asimismo, ha colaborado con numerosos medios de la prensa española, como "El Mundo", "Rock de Lux", "Primera Línea", etc. Vive autoexiliado en Perú.
(Avatar © David Campos)