Cualia.es

«Eso no estaba en mi libro de historia del Heavy Metal», de Mariano Muniesa y Mariskal Romero

De todos los géneros del rock, el heavy metal es el que posee una cultura más compacta y singular. En parte, ello se debe a las ideas que le han proporcionado la literatura, la música clásica, el cómic y el cine. Seguramente no es por casualidad, dado que el heavy, desde su aparición a fines de los sesenta, converge con todas las variantes de la fantasía heroica, ocupando así un espacio de privilegio en la cultura pop.

¿A qué se debió su enorme éxito?  Para empezar, a una filosofía vital, basada en la autenticidad, y a un sonido épico, muy diferenciado de otras corrientes. Para identificar la plenitud del heavy, pensemos en una suerte de blues con esteroides, adornado con las distorsiones que fueron propias del rock psicodélico.

Desde los lejanos tiempos de Black Sabbath y Deep Purple, para triunfar en el heavy metal hacen falta cuatro elementos: un vocalista poderoso y desgarrado, un bajista tenaz, un guitarrista dispuesto robar todo el protagonismo y un batería que convierta el escenario en un campo de batalla. A modo de apoyo, también son necesarios buenos guitarristas rítmicos, y a ser posible, teclistas que hayan obtenido buenas notas en el conservatorio.

Desde el punto de vista estético, hay otro factor a tener en cuenta: la teatralidad. Pensemos en Alice Cooper o en Kiss, y en su habilidad para identificarse con un maquillaje y un vestuario inconfundibles. No es raro que una legión de fans, ataviados con cazadoras, camisetas y vaqueros, se haya dejado crecer la melena para honrar la mitología del metal.

¿Qué imágenes trae a la mente ese público tan fiel? Sin duda, la de un estadio lleno, idóneo para proyectar a otro nivel las canciones de grupos como Motörhead, Iron Maiden o Metallica.

Por supuesto, este brevísimo apunte solo sirve para introducir el exhaustivo libro de Mariano Muniesa y Mariskal Romero: un sensacional estudio del heavy metal en el que se despliegan todos los subgéneros a los que ha dado lugar y sus principales exponentes.

Los autores recuerdan tanto a los grupos que ascendieron al número 1 de las listas como a las bandas de culto, menos conocidas pero de similar interés. Mirando más allá de lo estrictamente musical, también se sumergen en otros campos apasionantes, como las obras literarias y los referentes legendarios que los principales metaleros han incorporado a su discografía.

Impecablemente documentado, bien escrito y cargado de apuntes personales, este es uno de esos libros que debería disfrutar cualquier amante de la música moderna. Créanme, no es fácil encontrar una obra que, además de acumular información valiosa, proporcione una lectura tan entretenida y llena de simpatía como la que nos brindan Mariano Muniesa y Mariskal Romero.

Sinopsis

La primera vez que surgió el concepto Heavy Metal fue en una novela del gran maldito de la literatura, William Borroughs. Fue en 1962, el relato se llama «The soft machine», y la utilizó para de definir uno se sus personajes, Uranian Willy, como un «heavy metal kid». Desde entonces, el género hermano del rock se disparó en bandas, corrientes y seguidores. Estas páginas se adentran en un ecosistema musical que abarca una red mundial de fans que intentan escapar de la vulgaridad cotidiana y protestar contra las políticas establecidas, a través de la síntesis del rock and roll tradicional y el blues. Así conoceremos por primera vez, en un libro escrito en español, a estrellas épicas que viven en planetas lejanos con dioses de otras épocas que se ocupan de semanas llenas de sábados en la noche.

Un ecosistema musical con una leyenda marcada por yonquis, satanistas, camorristas, cristianos renacidos, trotamundos millonarios, conciertos multitudinarios y mucha «buen rollo». Con un saber enciclopédico y una pasión inquebrantable por el género, Mariano Muniesa y Mariskal Romero, aunando el saber pionero con el gran presente de la crónica metalera, repasan la historia no canónica, jamás contada y muchas veces tergiversada del Heavy Metal. Historias de excesos pero también de gloria. De Ozzy Osbourne a Metallica pasando por Lemmy, desde la nueva ola del heavy británico hasta la escena underground del black metal noruego. Si asientes con la cabeza, si haces headbanging mientras lees estas líneas y se te disparan los cuernos con los dedos… este es tu libro. Pero si te has quedado de piedra, también deberías leerlo para entender, por fin, que el Heavy Metal es una forma de entender el mundo.

Mariano Muniesa (Madrid, 1967) es periodista musical, especializado en blues y rock. Ha colaborado en Popular 1, Heavy Rock, Pack de Só, Rolling Stone y LH Magazine. Fue subdirector de la revista Kerrang! y director y editor de la edición española de la prestigiosa revista alemana Rock Hard. Actualmente forma parte de la redacción de la revista La Heavy y escribe para La Región, El Progreso, así como para el diario online La Última Hora. En radio ha dirigido y presentado en Onda Cero Música y los 40 Principales el programa Rock Star, que se emite a través de la radio online del portal de información Mariskal Rock. Presentó la versión televisiva de Rock Star en los 40 TV–Digital Plus y es autor de obras de historia del punk rock, el rock vasco y del heavy metal, así como biografías de grandes nombres: Rolling Stones, Janis Joplin, The Who, Metallica, AC/DC, Rammstein, Iron Maiden, etc.

Mariskal Romero, asesor de este libro, ha sido pionero de la radio y la prensa musical rockera en España. Ha trabajado en todas las emisoras nacionales, fundó el sello discográfico Chapa y cuenta entre muchos hitos profesionales el haber hecho una maratón de 48 horas de emisión radidada ininterrumpida, tras el asesinato de John Lennon. Dirige la revista La Heavy.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Almuzara. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Colaborador de "La Lectura", revista cultural de "El Mundo". Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Álbum Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.