Cualia.es

El Riccardo de Di Stefano

Riccardo, de la verdiana Un ballo in maschera (o Gustavo III de Suecia si se elige la versión no censurada de la ópera) es un personaje que se distingue tanto por su elegancia como por la espontaneidad, la naturalidad de su canto.

Toda su partitura está salpicada de este carácter extravertido, con momentos de expansión lírica que definen el entusiasmo, la entrega de este personaje cordial que expresa a través de su canto la alegría de vivir, de comunicarse, de ofrecerse generosamente a los suyos y al amor que siente por la mujer de su mejor amigo. No es de extrañar que haya sido uno de los referentes ineludibles de la carrera de Giuseppe di Stefano.

El arte de Pippo era precisamente ese compendio de belleza, calidez, simpatía, generosidad, bondad, ternura y desbordado entusiasmo que parece especialmente indicado para describir el perfil de este soberano o noble, popular e indulgente, en cuya escritura el peso acordado a la palabra parece colocarse por encima de los valores musicales o canoros más ortodoxos. Aparte de grabarlo en estudio en septiembre de 1956, Di Stefano cantó el papel en Roma, Viena, Nápoles, Chicago, Filadelfia o Dallas, así como en Milán y México, de cuyas interpretaciones el disco pirata se ha hecho eco.

Inesperadamente, como un regalo del destino, nos llegó la ejecución escalígera de abril de 1956, que para el tenor supuso un preludio para el registro discográfico de septiembre de ese mismo año y para las representaciones de la siguiente temporada milanesa, con Maria Callas incorporada en ambos casos al equipo.

Aquí Amelia es la espléndida Antonieta Stella, magnífica voz, cantante y actriz, además de bella y distinguida, por lo que pudo sobresalir en medio de la feroz competencia de las dos divas italianas del momento: Tebaldi y Callas.

Ettore Bastianini es Renato, Ulrica, una sorprendente Ebe Stignani, Oscar, Eugenia Ratti. Y dirige un maestro de maestros: Gianandrea Gavazzeni. Reparto, pues, de antología, que completan tres sólidos valores de relleno de la época: Giuseppe MorresiSilvio Maionica y Nicola Zaccaria. Se trata, sin lugar a dudas, de una de las grandes interpretaciones de la genial obra verdiana de los últimos cincuenta años. El que no lo crea, que la escuche.

Disco recomendado: G. Verdi (1813-1901): Un ballo in maschera / Antonietta Stella, Giuseppe Di Stefano, Ettore Bastianini, Ebe Stignani, Eugenia Ratti. Orquesta y Coro del Teatro alla Scala. Dir.: Gianandrea Gavazzeni – Scala, 1956 / Myto / Ref.: 2MCD045300 (2 CD)

Copyright del artículo © Fernando Fraga. Este artículo se publica en Cualia por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Fernando Fraga

Fernando Fraga

Es uno de los estudiosos de la ópera más destacados de nuestro país. Desde 1980 se dedica al mundo de la música como crítico y conferenciante.
Tres años después comenzó a colaborar en Radio Clásica de Radio Nacional de España. Sus críticas y artículos aparecen habitualmente en la revista "Scherzo".
Asimismo, es colaborador de otras publicaciones culturales, como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Crítica de Arte", "Ópera Actual", "Ritmo" y "Revista de Occidente". Junto a Blas Matamoro, ha escrito los libros "Vivir la ópera" (1994), "La ópera" (1995), "Morir para la ópera" (1996) y "Plácido Domingo: historia de una voz" (1996). Es autor de las monografías "Rossini" (1998), "Verdi" (2000), "Simplemente divas" (2014) y "Maria Callas. El adiós a la diva" (2017). En colaboración con Enrique Pérez Adrián escribió "Los mejores discos de ópera" (2001) y "Verdi y Wagner. Sus mejores grabaciones en DVD y CD" (2013).