Cualia.es

Crítica: «Tucker & Dale vs. Evil» (Eli Craig, 2010)

La comedia gore abunda y divierte, pero hay que admitir que la mayor parte de las películas de higadillo y carcajada no dejan de ser copias, homenajes o variaciones de los primeros films de Sam Raimi y Peter Jackson, por otro lado bastante superiores a sus pupilos en calidad e ingenio.

Así, casi todo lo que se ve en este subgénero son repeticiones de Posesión infernal Braindead, pero con posesos o zombis nazis, travestis, strippers, andaluces, etc…

De vez en cuando, como en los casos de las geniales Shaun of the Dead (Edgar Wright, 2004) o Arrástrame al infierno (2009)del propio Sam Raimi, se demuestra que, con talento, todavía se puede juntar la risa y el terror de una manera ingeniosa y divertida.

A estas joyitas aisladas hay que añadir Tucker & Dale vs Evil, hilarante e inteligente sátira de los tópicos referentes a los paletos dentro del cine de terror dirigida por Eli Craig.

En la película, un par de jóvenes rurales, de pocas luces pero buen corazón, se dirigen hacia su recién adquirida «casa de vacaciones» –una cochambrosa cabaña, en realidad–, para disfrutar de un buen rato de ocio.

A causa de los prejuicios y de una serie de terribles malentendidos, unos universitarios los confunden con paletos asesinos, desencadenándose una sucesión de sangrientos accidentes y, de paso, una tierna historia de amor entre una bella universitaria y un orondo chico de pueblo.

Tucker & Dale vs Evil, a pesar de su modesto presupuesto, exhibe una excelente puesta en escena, y tanto su realización como su guión gozan de un ritmo imparable que nunca decae.

Tan buena energía se debe, en gran parte, a las caricaturescas pero efectivas interpretaciones de su reparto, encabezado por dos actores habituales en series televisivas de culto, Tyler Labine (Reaper) y Alan Tudyk (Firefly), quienes bordan sus atolondrados y tiernos papeles en una película que también parece destinada a ser un film de culto, y con todas las de la ley.

Tucker & Dale, con todo su derroche de muertes y mutilaciones, en realidad es una película de corazón dulce, en cierto modo no muy alejada de La Bella y la Bestia, que además reflexiona sobre los errores que implica dejarse llevar por las apariencias y por los tópicos.

Sinopsis

Tucker y Dale son dos bonachones chicos de campo que deciden pasar sus vacaciones en una cochambrosa cabaña que acaban de comprar. Cuando los dos amigos intentan relacionarse con el típico grupo de excursionistas adolescentes que también anda veraneando por esa zona, una serie de malentendidos sumado a algunos desafortunados accidentes harán que se estimule la imaginación del grupo de jóvenes que verán en Tucker y Dale a dos peligrosos psicópatas rurales.

Debut en la dirección del canadiense Eli Craig que supone una agradable y muy divertida variación de la temática de películas tan imitadas como La matanza de Texas o Viernes 13.

Copyright del texto © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de la sinopsis © Muestra Syfy de Cine Fantástico. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario" (2018), "El universo de Howard Hawks" (2018), "La diligencia. El libro del 80 aniversario" (2019), "Con la muerte en los talones. El libro del 60 aniversario" (2019) y "Alien. El 8º pasajero. El libro del 40 aniversario" (2019).