Cualia.es

Crítica: «Madres paralelas» (Pedro Almodóvar, 2021)

Arrojo una piedra a mi propio tejado y me pregunto qué sentido tiene a estas alturas escribir una crítica sobre una nueva película de Pedro Almodóvar. No lo digo solo porque, después de una larga y muy conocida carrera, todo el mundo tenga claro si le gusta su cine o lo detesta, sino más bien porque se trata de un cineasta tan personal y sólido que quién es nadie para decirle a Almodóvar cómo tiene que hacer una película de Almodóvar.

Como tantos otros de sus films, Madres paralelas es un melodrama urbano y contemporáneo, con algunos resortes narrativos propios del thriller que le sirven a Almodóvar para captar la atención del espectador y que la película siga adelante. No son del todo McGuffins, pero casi. En realidad, se aprecia que lo que más le gusta al realizador es la creación de personajes y el recrearse en sus formas de hablar, de actuar, de relacionarse y de sentir. Eso le lleva a ser uno de los mejores directores de actores que ha tenido el cine ‒no solo el español‒, un mago que consigue que sus intérpretes den lo más de sí mismos y evolucionen como profesionales.

En Madres paralelas solo hay un actor masculino con papel relevante (Israel Elejalde, en la piel de un arqueólogo comprometido con la causa de la Memoria Histórica), así que de nuevo tenemos una película femenina en la que las actrices brillan, comenzando por la gran protagonista, Penélope Cruz, ganadora de una merecidísima Copa Volpi por este papel. Más allá de las antipatías y/o envidias que pueda despertar a nivel personal, parece fútil seguir empeñándose en que Penélope Cruz no es buena actriz. Rindan las armas y disfruten de su excelente trabajo en Madres paralelas como mujer fuerte e independiente, pero no por ello invulnerable ni moralmente intachable.

Su personaje, como casi todos los de la película, demuestra que nadie es perfecto, que todos somos malas personas en cierta medida, así que conviene aceptar los errores y no ocultarlos. El discurso político «directo» de Madres paralelas, pese a ser acertado y encomiable, se lanza con cierta torpeza por parte de Almodóvar, con diálogos demasiado expositivos, soltados con lenguaje casi periodístico, dando la impresión de estar metidos con calzador. Funciona mucho mejor el mensaje del film con la propia historia de las protagonistas, cuya relación se tambalea y no progresa por la ocultación de una verdad importante.

Los lazos de sangre y la naturaleza flexible del concepto de «familia» son esenciales en Madres paralelas, película que quizá no tenga el mejor guion de la carrera de Almodóvar, pero que funciona por la propia personalidad del cineasta y su oficio narrativo. Excelente plantel de actrices entre el que destaca la jovencísima Milena Smit, quien en este su segundo largometraje es capaz de aguantar el tipo ante intérpretes tan experimentadas y loadas como Penélope Cruz o Julieta Serrano.

Sinopsis

Dos mujeres, Janis y Ana, coinciden en la habitación de un hospital donde van a dar a luz. Las dos son solteras y quedaron embarazadas accidentalmente. Janis, de mediana edad, no se arrepiente y en las horas previas al parto está pletórica, la otra, Ana, es una adolescente y está asustada, arrepentida y traumatizada. Janis intenta animarla mientras pasean como sonámbulas por el pasillo del hospital. Las pocas palabras que cruzan en esas horas crearán un vínculo muy estrecho entre las dos, que el azar se encargará de desarrollar y complicar de un modo tan rotundo que cambiará las vidas de ambas.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © El Deseo, TVE, Sony Pictures Entertainment Iberia. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario" (2018), "El universo de Howard Hawks" (2018), "La diligencia. El libro del 80 aniversario" (2019), "Con la muerte en los talones. El libro del 60 aniversario" (2019) y "Alien. El 8º pasajero. El libro del 40 aniversario" (2019).